Home / Noticias / REDAF en Medios / Deforestación: un relevamiento alerta sobre la pérdida de bosques protegidos

Deforestación: un relevamiento alerta sobre la pérdida de bosques protegidos

El informe, de Greenpeace Argentina, advierte que en 2018 el 36% de esos desmontes fue en Santiago del Estero, Chaco, Formosa y Salta; concentran el 80% de la desaparición de estos ecosistemas.

Por Fabian Czubaj. Publicado en el portal web de La Nación el 07.02.19

 

Desmontes en la finca Cuchuy

Desmontes en la finca Cuchuy Crédito: Gentileza Greenpeace

 

 

«La Argentina se encuentra en emergencia forestal». Con este diagnóstico, Greenpeace Argentina alerta sobre la deforestación en el norte del país, donde cuatro provincias concentran el 80% de los desmontes. Según una nueva edición de su informe anual, la entidad denuncia que el 36,3% de la superficie deforestada el año pasado en Santiago del Estero, Chaco , Formosa y Salta fue en bosques nativos que están legalmente protegidos por su alto valor de conservación.

 Los incendios y el avance de la frontera agropecuaria para el cultivo de soja transgénica son las principales causas de la pérdida de esas grandes reservas naturales que señala la ONG ambientalista.
 
 «La fragmentación de los bosques, no solo el desmonte, impide la vida animal y vegetal en un ecosistema continuo. Un yaguareté, por ejemplo, necesitará de 11.000 hectáreas para vivir en un buen estado de conservación», explicó Hernán Giardini, coordinador de la Campaña de Bosques de Greenpeace. «Esos ecosistemas con una categoría de protección alta o media tienen que ver con el mantenimiento de las cuencas de agua y si en esas zonas se deforesta en exceso, aumenta el riesgo de inundación», agregó.
 
 
 
 

«No obstante, a 11 años de su aprobación, su implementación enfrenta dificultades que deben ser resueltas de manera urgente», sostienen desde Greenpeace.

 
 

Aunque desde 2014 los registros oficiales describen una reducción de la deforestación, en la primera década de la ley se perdieron 2,6 millones de hectáreas. El 32,3% eran bosques protegidos. «Todas las provincias hicieron el OTBN, que prohíbe los desmontes en el 80% de las zonas forestales. Sin embargo, el OTBN de Formosa, Corrientes, Córdoba y Buenos Aires fueron muy cuestionados por las organizaciones sociales», señalan desde la ONG.

 

En esta edición de su informe anual, Greenpeace alerta sobre que el año pasado «se deforestó ilegalmente el equivalente a dos veces la superficie de la ciudad de Buenos Aires» al señalar la pérdida de 40.965 hectáreas de bosques nativos en Santiago del Estero, Chaco, Salta y Formosa. El resto de las provincias generan el 20% de los desmontes en el país y su estado de situación aparecerá en el próximo informe anual de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

Para su reporte, Greenpeace superpuso capas de datos generados por el Laboratorio de Análisis Regional y Teledetección de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (UBA), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), la Red Agroforestal Chaco Argentina (Redaf) y el Instituto Geográfico Nacional, además de imágenes satelitales mensuales del Servicio Geológico de los Estados Unidos.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*