Home / Acciones REDAF / REDAF presentó en Catamarca la investigación sobre «Conflictos sobre la tenencia de la tierra y acceso a la justicia»

REDAF presentó en Catamarca la investigación sobre «Conflictos sobre la tenencia de la tierra y acceso a la justicia»

Beperedaf

El martes 10 de noviembre se realizó en la ciudad de Catamarca una conferencia de prensa con el fin de visibilizar los avances de la investigación que llevaron a cabo la Red Agroforestal Chaco Argentina (REDAF) y el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) denominada Conflictos sobre tenencia de la tierra y acceso a la Justicia en la región del Chaco argentino.  El evento estuvo organizado por la asociación civil Bienaventurados los Pobres (Be.Pe), miembro de Redaf y con sede en dicha ciudad capital, y además por la Secretaría de Agricultura Familiar-Delegación Catamarca.

Doce de los más importantes medios radiales, televisivos, gráficos y digitales de la provincia respondieron a esta iniciativa dando una cobertura a toda la geografía catamarqueña e incluso en provincias vecinas como Tucumán, La Rioja y Santiago del Estero. En definitiva, haciendo visible parte de la problemática que atraviesan las familias y comunidades que luchan por sus tierras y modos de vida.

En la conferencia de prensa, específicamente, se presentaron los dos casos relevados en la investigación sobre conflictos de tierra en la provincia de Catamarca. El primer caso se ubica en el Departamento Ancasti, en la localidad de “La Cumbre”, donde familias agricultoras familiares se encuentran en una disputa legal con la Empresa Las Magdalenas S.R.L. El segundo caso está ubicado en “El Clérigo” del Departamento La Paz, lugar donde desarrollan sus vidas familias agricultoras familiares que se encuentra en una disputa legal con la empresa Los Poquiteros S.A. de origen estadounidense. En ambos casos las familias continúan viviendo en sus comunidades teniendo que organizarse en pos de la defensa de la tierra que legítimamente les pertenece.

La conferencia de prensa contó con la presencia de: Marta Sánchez Miñarro (integrante de la investigación por REDAF); Juan Basilio Carrizo (agricultor familiar e integrante de la Comunidad de El Clérigo a través de la Asociación de Tierras de La Paz y Sur de Capayán), y Rosa Gordillo, Alcira Tapia y Marcelo Tapia (agricultores familiares e integrantes de la Comunidad de La Cumbre).

 

Para escuchar algunos audios sobre la conferencia de prensa:

Fuente: youtube, sobre nota de “El Esquiu”, diario de Catamarca.

Fuente: youtube, sobre nota de “Catamarcactual.com.ar”, diario digital de Catamarca.

 

santiREDAF entrevistó a Santiago Machado, presidente de la Comisión Directiva de Bienaventurados los Pobres (Be.Pe).

 

 REDAF: _¿Qué objetivos buscaron al organizar esta conferencia de prensa?

 

Santiago Machado: _ Lo que buscábamos en la conferencia de prensa fueron dos objetivos bien claros: por un lado era poder comentar el trabajo que viene haciendo la REDAF, sobre los conflictos territoriales, la investigación y sobre el último seminario realizado en Buenos Aires. Si bien participamos activamente en la construcción del 5to seminario, como organización socia de REDAF, un poco faltaba visibilizar en la provincia de Catamarca quién es la REDAF y su incidencia en la provincia también; porque también se llevaron a cabo relevamiento de dos casos muy cercanos a la capital provincial.

El otro objetivo era poder visibilizar estos casos, que eran: La Cumbre, del departamento Ancasti, colindante al departamento capital, y el caso El Clérigo del departamento La Paz. Estos dos conflictos datan uno de 8 y otro de 10 años, de supuestos propietarios que fueron alambrando, intentando usurpar territorios de comunidades campesinas ancestrales que están viviendo y produciendo ahí. La idea era también visibilizar la visión más macro sobre lo que está pasando con los conflictos territoriales en Catamarca, donde hubo un incremento muy fuerte en lo últimos diez años del avance de la frontera agraria desplazando distintos tipos de producción y avanzando sobre el territorio campesino.

 

REDAF: _ Previo a estos diez años, ¿ya había un avance claro de la frontera agraria?

S M: _ En los 90 hubo todo un plan en la provincia de Catamarca, impulsado por el gobierno provincial y la venia del gobierno nacional, que se llamaba “Diferimentos Impositivos”. Donde hubo un avance de empresarios y capitales extranjeros, y algunos nacionales; donde también hubo una tala indiscriminada de monte nativo sobre el valle central y se avanzó sobre las propiedades de algunos colonos que en los 70, y previo a los setenta, se les había repartido tierra para que la produzcan. Ese fue un avance en el valle central, y bueno, algunos negocios inmobiliarios cercanos a los grandes centros urbanos. Pero los últimos diez años, al crecer la frontera agraria con el avance de la soja, se generó el avance de muchos grandes empresarios -más que nada vinculados a lo vacuno, tanto para carnes como para leche- y ellos fueron tomando territorios de los campesinos y avanzando y tratando de conseguir tierras para poner sus tambos y para poner cría de ganado. Y en el otro sector, también hubo un avance importante de extranjeros para cotos de cazas y para especulación financiera. Ellos consiguen empezar a expropiar terrenos, y a sanear algunos terrenos y territorios. Consiguen créditos en los bancos poniendo como garantía esas tierras, tierras que para ellos son ociosas pero que sí les sirven para sacar créditos y para invertir en cuestiones inmobiliarias y de distintas cosas.

REDAF: _ ¿Cuál es la opinión de Be.pe. de la cobertura de los medios en la conferencia de prensa?

S M: _ La verdad que bastante exitosa. Si no hubiera sido por el acompañamiento de la Secretaría de Agricultura Familiar nos hubiese costado mucho haber tenido una cobertura tan importante. Fueron casi todos los medios locales más importantes del valle central. La verdad es que a nosotros, cada vez que hacemos convocatorias se nos restringe un poco por nuestra postura ante la megaminería. Nosotros tenemos una postura bastante crítica. Y esta alianza estratégica que venimos teniendo desde hace muchos años con la Secretaría nos permitió visibilizar más fuerte estos conflictos territoriales que no tienen que ver en sí, en esta etapa, con la problemática megaminera que es uno de los temas más fuertes que tiene Be.Pe. en la provincia de Catamarca. La verdad fue un éxito, hoy estamos viendo las repercusiones en los distintos medios, tanto en medios radiales, como digitales e incluso en la prensa escrita. La verdad que muy contentos con eso, el trabajo que hizo la secretaría, la representación de Marta (Sánchez) por la REDAF, hablan de un trabajo muy serio y eso también se refleja en las notas. Que no es improvisación, la prensa nota que es un trabajo bastante serio y se pudo visualizar que es una problemática a nivel nacional, que excede a la provincia de Catamarca pero que afecta a campesinos de la provincia.

REDAF: ¿Cuáles son las principales líneas de acción de Be.Pe.?

Nosotros tenemos como líneas de acción tres grandes ejes:

  • la problemática socioambiental….que tiene que ver mucho con la megaminería e incluso con algunos procesos de sojización en el valle central, los desmontes y el trabajo común.
  • – el otro eje es la economía social, desde hace más de 10 años venimos promoviendo espacios de economía social, a partir de banquitos, de propuestas propias. Incluso justo el fin de semana pasado fuimos uno de los organizadores del foro “Hacia otra economía”, y estuvimos organizando todo para participar en el Foro de Economía Social Nacional que se va a realizar en Mar del Plata en la semana del 28 y 29 de noviembre.
  • El otro eje es el fortalecimiento de organizaciones campesinas mediante herramientas, apoyo técnico y participación tanto en los conflictos generales como en las cuestiones productivas. Con una visión agroecológica del cuidado del monte, del cuidado de la tierra y de las cuestiones productivas; tratando de vincular las tres áreas, que no estén despegadas. El avance de la frontera agraria afecta tanto a las comunidades campesinas como al medio ambiente, y los productores, al mismo tiempo, necesitan tener alternativas de comercialización a partir de una visión de la economía social y popular. Eso es a grandes rasgos y todo atravesado por la cuestión de género y fundamentalmente por la educación popular, que es lo que nos motoriza y nos representa como organización.

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*