Home / Lecturas Recomendadas / El Avance de la Frontera Agropecuaria y sus Consecuencias

El Avance de la Frontera Agropecuaria y sus Consecuencias

«El suelo está subsidiando a los productores y al país», advierte Roberto Casas, Director del Instituto de Suelos del INTA Cautelar, en la introducción de este documento elaborado por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación. En este informe exponen algunos datos contundentes respecto a la relación desmontes, pérdida de calidad de suelos y avance el avance del monocultivo, con referencias a la situación especialmente preocupante que vive la región chaqueña.

Aunque a información general expuesta en este documento puede ser de interés. Como REDAF manifestamos algunos reparos respecto a cifras de deforestación expuestas en el anexo.

Por ejemplo, el documento dice que en la provincia de Santa Fe se deforestaron 32 mil hectáreas en el periodo 1998 – 2006. Mientras un informe de investigadores de la Universidad Nacional de Rosario indica que se habrían deforestado 151 mil, sólo entre 2000 y 2005 (Revista Quebracho Nº14, págs. 47 – 56).

INTRODUCCIÓN / CONSIDERACIONES

(…) Una de las causas principales actuales de pérdida de los bosques nativos es sin duda el avance de la frontera agropecuaria. Miles de hectáreas son desmontadas para el cultivo de diferentes especies agrícolas, en particular de la soja, en los últimos diez años.

(…)»El suelo está subsidiando a los productores y al país», advierte Roberto Casas, Director del Instituto de Suelos del INTA Castelar. Si se tiene en cuenta la pérdida de la materia orgánica en suelos dedicados a la agricultura continua, el déficit de nutrientes -como consecuencia de una insuficiente reposición por fertilización-, la disminución de la acidez de los suelos, la erosión y el deterioro de la estructura edáfica, se comprenderá el sentido de esta afirmación. Generalmente el productor no incluye en el cálculo del margen bruto lo que los granos exportan en fósforo, calcio y azufre. Casas ejemplifica: «Si partimos del hecho de que la producción de soja exporta 160.000 toneladas de fósforo, para aplicar el concepto de balance – puesto que sólo se aplica hoy un 16% de lo que exporta el cultivo -, habría que agregar 800.000 toneladas de superfosfato triple de calcio, lo que supondría una inversión de 230 millones de dólares, unos 20 dólares por hectárea.»

(…) El crecimiento económico de la agricultura ocurre «a costa del empobrecimiento del recurso suelo». Las mayores extracciones de fósforo se registran hoy en el noroeste de Córdoba, el sur de Santiago del Estero, sur de Santa Fe y todo el norte bonaerense, con valores superiores a los 14 kilos por hectárea. «En la región chaqueña, área de gran expansión de la soja, los altos niveles de fósforo de los suelos están bajando abruptamente porque nadie fertiliza. Se está sacando plata del banco porque todavía la cuenta tiene mucho, pero en poco tiempo más vamos a llegar a una situación peor a la de la región pampeana” (…)


DESCARGAR DOCUMENTO (PDF)

3 comentarios

  1. ES MUY GENIAL HAY ALGUIEN PARA HABLAR

  2. Muchas gracias me ayudaron para mi prueba de geografía

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*