Home / Noticias / EL TERRITORIO PILAGÁ – CRÓNICA DEL DESTIERRO.

EL TERRITORIO PILAGÁ – CRÓNICA DEL DESTIERRO.

Atropello y despojo al Pueblo Pilagá…una vez más.  El sueño que fue la tierra.

Cronología de los hechos

Año 1985 la comunidad pilagá de Campo del cielo, luego de un largo proceso de lucha, recibe  de manos del entonces Gobernador FLORO E. BOGADO, los títulos de propiedad de las tierras que siempre ocuparon, recuperando así la tierra de los “antiguos” en la zona del Bañado La Estrella, en pleno territorio Pilagá, en el Centro-oeste de la Provincia de Formosa. El sueño se empezaba a cumplir,  de un derecho largamente esperado.

Años de organización le costaron a los pilagá de Campo del Cielo, alambrar sus tierras, construir mejoras y tener su ganado.

 En al año 1992, el gobierno provincial, por inspiración del ex vice gobernador Lisbel Rivira, envía una comisión técnica (encabezada por el Ing. Zambon) para identificar una posible via de derivación de aguas del Bañado La Estrella hacia Las Lomitas. Aunque la pendiente del terreno era negativa, la política o capricho del señor Rivira, era embalsar el agua aprovechando el terraplén de la ruta Prov. Nº 28 y enviarla a Las Lomitas por un canal derivador.

 Año 1993 se realizan las obras diseñadas con criterios políticos, antes que técnicos, sin escuchar las propuestas y reclamos de  los pobladores criollos, indígenas y técnicos que asesoraron.

La consecuencia de dichas obras fue la inundación de los campos de la zona, perdiendo gran parte o todas sus tierras, recursos naturales, instalaciones, mejoras y animales.

No hubo compensación alguna por parte del gobierno, a ninguno de los afectados.

 Año 2003, el gobierno vuelve a cargar sobre la misma zona y sus pobladores aduciendo “beneficios” para el desarrollo de la zona, planteando la “RECONSTRUCCIÓN  RUTA PROVINCIAL Nº 28 TRAMO LAS LOMITAS – POSTA CAMBIO SALAZAR”. Con financiación de préstamo del Banco BID 1118/OC-AR, a traves del Programa de Emergencia Para La recuperación de Zonas Afectadas por la Inundaciones , perteneciente al Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación. Para lo cual realiza una serie de acciones que le permiten avanzar sin mayores problemas y oposiciones.

 Entre ellas la realización de un Estudio de Impacto Ambiental y una Audiencia Pública.

El estudio de impacto ambiental fue realizado pr el propio Gobierno, careciendo  de toda objetividad y seriedad técnica, dando  como resultado un bajísimo impacto negativo.

La Audiencia Publica cargada de irregularidades (por ejemplo la obra ya estaba publicada en su llamado a licitación con anterioridad). En dicha audiencia pobladores Criollos, Indígenas, técnicos e instituciones plantearon  con seria  preocupación las graves consecuencias de una obra de ese tipo, a pesar de esto para el gobierno solo fue un trámite.(ver Estudio Evaluativo del Proyecto “Reconstrucción de la Ruta Provincial Nº 28.  L. De la Cruz – L. Acosta 23004)

Año 2004, Pobladores Criollos y Comunidades Pilagá (Campo del Cielo y El Descanso) con asesoría legal realizan un reclamo administrativo fundamentado jurídica y técnicamente ante la provincia y el Ministerio de Planificación Federal de la Nación. Este último suspende las obras en la zona. Igualmente la empresa ya instalada en la Zona del Bañado la Estrella continua con las actividades.

 Con la Obra suspendida, la Provincia comienza las presiones a las comunidades Indígenas, por orden del Vice Gobernador Bogado, a través de los diputados provinciales Ramirez y Adrian Bogado (hijo del Vice Gobernador) ambos del Partido Justicialista, y el Director de la Etnia Pilagá Ramón Tapiceno.

Los representantes de las 2 comunidades fueron llevados a Formosa en reiteradas oportunidades donde recibieron la presión suficiente para que desistan del reclamo por sus derechos y haciéndoles firmar diferentes documentos para no continuar con el reclamo y renunciar a la asesoria legal que las comunidades tenían.

Todo esto el gobierno lo hizo a espaldas de la totalidad de las familias Pilagá y en la oscuridad de la noche.

También en marzo del mismo año el flamante ministro de la Producción de Formosa, Luis Basterra, llega a las Lomitas quiere hacer firmar un documento de conformidad para la reanudación de las Obras a los pobladores criollos afectados, no teniendo éxito en dicha empresa.

 Ese mismo mes el Ministerio de Turismo anuncia la realización del Primer Encuentro Latinoamericano de Culturas Indígenas, que se realizó el 17 y 18 de abril del corriente mes.

 El anterior ministro de Turismo, Cacho Juárez, fue quien comprometió 13.000 hectáreas de tierras indígenas del oeste formoseño y puesto en evidencia por una investigación de Telenoche Investiga. A raíz del escándalo, presentó su renuncia. Pero hoy es diputado provincial y uno de los que avaló la expropiación.  El 15 de Abril por la noche, los diputados de Formosa, a propuesta del gobierno  en la figura del Vice Gobernador Bogado, aprueba fuera de temario, a libro cerrado y sobre tablas  La Ley nº 1439 de expropiación de las tierras de la Comunidades Pilagá  de Campo del Cielo y Kilómetro 30,   y de una veintena de pobladores Criollos nacidos en esa zona.

Que curioso El Dr. Bogado quien para la mayoria de los indígenas de Formosa, fue el “redentor” de los derechos Aborígenes , es hoy el “verdugo” que decapita a los indígenas y sus derechos. 

 En esta Ley de expropiación se incluye las tierras comunitarias de Campo del Cielo, su escuela, cementerios, etc. El proyecto de Ley fue remitido con la firma de Gildo Insfran, Gobernador de la Provincia de Formosa, quien después de las lógicas reacciones ante el atropello a la Comunidad de Campo del Cielo, veta parcialmente la ley.

Pero el engaño al pueblo pilagá continúa… Con fecha 21 de abril de 2004 se firma un «ACTA ACUERDO» en Formosa, donde las comunidades pilagá Nelagady (El Descanso) y Campo del Cielo son asesorados por la Dra. Nimia Ana Apaza (abogada y escribana sin matrícula en la Provincia de Formosa), contratada por el Vicegobernador Floro Bogado, donde se les hace firmar ese acuerdo con aplicación de un artículo (16) del Convenio 169 de la O.I.T.  que no rige en la Argentina ya que esta norma habla de reubicación de las comunidades. Se los engañó diciéndoles que se los va a respetar pero lo que se deja escrito es un procedimiento de reubicación forzosa. Por el contrario, por aplicación del art. 35 del citado convenio, y del art. 75 inciso 17 de la Constitución Nacional, las tierras indígenas no se pueden comprar ni vender, razón por la cual son INEXPROPIABLES.

Posteriormente, el gobierno de Formosa manda dictar otra ley que autoriza al ejecutivo a adquirir directamente las tierras «necesarias» para la ejecución del proyecto hidrovial de la ruta 28 y en caso de no arribarse a un acuerdo, se expropiarán… esto aparentemente, ya que todo se hace de noche y sin información completa a la opinión pública.   Es decir, las tierras de Campo del Cielo se inundarán aunque no se las expropien, no bastando la construcción de «defensas» de barro para la comunidad y sus cementerios. El Gobierno de Formosa puede intentar comprárselas, lo cual le está vedado.

También corren riesgos numerosos adjudicatarios de tierras sin títulos, a pesar de haber pagado la totalidad de la tierra a la Provincia, pero por la desidia estatal provincial y en este momento por presión política, no lo tienen. La nueva ley no los comprendería ya que sus tierras aún figuran como fiscales, constituyendo esta situación un verdadero despojo y desbaratamiento de derechos acordados por el estado provincial.

Don Tadeo Herrera (h) uno de los criollos afectados. Su padre Tadeo Herrera llegó al lugar aproximadamente en 1910. El Gobierno de Formosa le quiere confiscar sus campos comprándolos a precio vil o simplemente inundándolos.

El BID, El MINISTERIO DE PLANIFICACION FEDERAL y la UCAP de Formosa insisten con su proyecto que dañará el medioambiente de mas de 15 comunidades pilagá, el ecosistema del Bañado La Estrella, tercer humedal del continente, las vidas y propiedades de criollos pobres e indígenas y los derechos humanos. La lógica del proyecto es el acopio de agua (contaminada del rio Pilcomayo) mediante un terraplén de barro en una zona donde desde 1993 ya se rompió mas varias veces produciendo daños a viviendas y mortandad de animales que por supuesto nadie indemnizó. TODO SE INUNDARA y con ello los sueños de la gente pobre del Bañado La Estrella que junto a los habitantes originarios, el Pueblo Pilagá convirtieron el lugar en una zona productiva preservando el medio ambiente.

Llama poderosamente la atención que el préstamo del BID haya sido concedido para «RECUPERAR ZONAS INUNDABLES» y en Formosa se aplique para inundar territorio pilagá y tierras de pequeños productores criollos.

Por supuesto que existen alternativas. Con solo construir dos pequeñas represas 14 y 50 km aguas arriba del bañado La Estrella y agrandar el vertedero de aguas hasta su extensión natural (valle) de 2000 metros se obtendrían los mismos resultados previstos. Pero…. estas obras costarían mucho menos de los $ 29.000.000 que cuesta la obra aprobada por Nación y el BID lo cual debería llevar a las autoridades responsables a auditar todo el proyecto a efectos de comprobar si existen actos de corrupción.

En Formosa se dice por todos los medios oficialistas (los únicos que existen) que los que se quejan de la obra están en contra del progreso de Formosa. Por el contrario, indígenas, criollos y ONGs de la Provincia, solo defienden el medio ambiente, los derechos indígenas del pueblo pilagá y a pequeños productores con presencia en la zona desde hace mas de 100 años.

UN ATROPELLO QUE SOLO EL BID, LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA NACIÓN O LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS, SUSPENDIENDO LA OBRA PUEDE REMEDIAR, OBLIGANDO A NACIÓN Y FORMOSA A DIALOGAR Y DAR PARTICIPACIÓN CIUDADANA E INDÍGENA A TODOS LOS AFECTADOS A EFECTOS DE REPLANTEAR TODO EL PROYECTO, O EN SU DEFECTO DESFINANCIARLO.

Un comentario

  1. En el blog que gestiono «Biopolítica de los estados de excepción», muestra en sus textos, en sus links, ésto que tú escribes, es la «excepción que se hace regla» (Benjamin. La pérdida de todo derecho, el control, abuso de la (las) poblaciones… La biopolítica sostione un poder que normaliza o extermina.
    un saludo
    Norberto

Responder a norberto gómez Eliminar comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*