Home / Noticias / Noticias Normativa / Legislación / Acciones Legales / POT For: ¿Desarrollo para quienes?

POT For: ¿Desarrollo para quienes?

A pesar de las objeciones de organizaciones sociales, indígenas y campesinas, la legislatura formoseña convirtió en ley el Proyecto oficial sobre Ordenamiento Territorial de los Bosques Nativos. En diálogo con enREDando, las organizaciones nucleadas en el Espacio Intercultural por el Territorio Formoseño denuncian la falta de participación en el proceso de discusión y la desinformación sobre el tema.

Entrevista a Pablo Chianetta, miembro de la  Comisión Directiva de REDAF.

Por Vivi Benito
Fuente: Enredando

A pesar de las objeciones de organizaciones sociales, indígenas y campesinas, la legislatura formoseña convirtió en ley el Proyecto oficial sobre Ordenamiento Territorial de los Bosques Nativos. En diálogo con enREDando, las organizaciones nucleadas en el Espacio Intercultural por el Territorio Formoseño denuncian la falta de participación en el proceso de discusión y la desinformación sobre el tema. Entre otros cambios “esta ley posibilita legalizar un gran negociado inmobiliario de la mano de la expansión de la frontera agropecuaria, y habilita el aumento de los desmontes”, explican. A su vez Greenpeace denunció su inconstitucionalidad por ser contraria al espíritu y criterios de la Ley Nacional de Bosques.

Las instituciones y organizaciones que conforman el Espacio Intercultural por el Territorio Formoseño (EITF) tienen más de 25 años de historia y de trabajo en la promoción humana, la defensa de los derechos humanos y educación popular. Se juntaron a partir de la necesidad de participar en el proceso que se estaba llevando adelante sobre el ordenamiento territorial en la provincia de Formosa, en función de la ley 26331 de Presupuestos Mínimos de los Bosques Nativos.

“Esta Ley Nacional accionaba en las provincias solicitando que éstas produzcan un ordenamiento territorial de sus bosques, dando preponderancia a la participación de las poblaciones que viven en él, en especial comunidades indígenas y poblaciones campesinas y criollas de pequeños productores. Luego de un proceso de poquísima y/o nula participación de parte de los pobladores formoseños, en un proceso denominado POT For (proceso de ordenamiento territorial Formosa), a instancias del poder ejecutivo la legislatura provincial sanciona al mismo como ley provincial”, dice con preocupación Pablo Chianetta, referente de la Asociación para la Promoción de la Cultura y el Desarrollo, una de las organizaciones que integran el EITF.

A fines de mayo, “en forma expeditiva y sobre tablas”, la legislatura formoseña aprobó el proyecto de ley POT For (proceso de ordenamiento territorial Formosa), encuadrado dentro del programa oficial “Formosa 2015”. Según nos explican desde el EITF, en dicho proyecto se establece que la provincia debería pasar de una vocación forestal-ganadera a una vocación agrícola, no se asume ni respeta la territorialidad indígena. El proyecto tampoco habla de la tenencia de la tierra, ni de la ética sobre el uso de los recursos naturales, la espiritualidad de la gente del bosque, ni de la sustentabilidad.

Actualmente integran el Espacio Intercultural por el Territorio Formoseño la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de Formosa; Asociación de Productores del Bañado La Estrella; Asociación para la Promoción de la Cultura y el Desarrollo. Las Lomitas; Centro de Capacitación Zonal. Pozo del Tigre; Comisión Ganadera de Guadalcázar; Consejo Indígena del Oeste. Ing. Juárez; Equipo de Educación Popular de San Martín II; Equipo Diocesano de Pastoral Aborigen. Formosa; Equipo Nacional de Pastoral Aborigen; Equipo para la Promoción Humana y Agroecología. Gral. Güemes; Equipo para la Promoción y el Acompañamiento Solidario. Ing. Juárez; Espacio de Articulación Campesina Formosa; Federación Pilagá; Foro Provincial de la Agricultura Familiar; Instituto de Cultura Popular.; Interwichi. Las Lomitas; Movimiento Campesino Formoseño. Pirané; Red Agroforestal Chaco Argentina; y el Servicio Jurídico de Pueblos Indígenas del Centro Oeste de Formosa.

A través de correo electrónico Pablo Chianetta, expresa la profunda preocupación del colectivo de organizaciones; nos habla de la magnitud, y de la incidencia social, económica, ambiental y cultural del proyecto convertido en ley.

¿Cuáles serían las principales modificaciones a partir de esta ley? Su impacto sobre la biodiversidad, sustentabilidad y la vida de las comunidades originarias?

– Esta ley posibilita legalizar todo un gran negociado inmobiliario de la mano de la expansión de la frontera agropecuaria, habilita la posibilidad de cambio de uso del suelo en más del 75 por ciento, o sea, el aumento de los desmontes en función de un horizonte de producción agropecuario, consagró por la metodología usada la no participación de los pobladores que habitan en las zonas de bosque, consagra también el poco interés que se tiene en la opinión ciudadanía para el desarrollo de la ley.

En definitiva se privilegian intereses de grupos empresariales sobre los de los pobladores locales. Prevemos una mayor estanqueidad entre los ambientes y las poblaciones, disminuyendo sus dinámicas de movilidad, y esto contribuye en forma notoria en efectos deletéreos y negativos sobre las zonas. La ley Nacional que buscaba una mejora sobre los bosques nativos, se consagra en la provincia a través de esta ley POT for como un aumento de las zonas productivas de la provincia.

Otros grupos como el Colegio de Ingenieros Forestales provinciales, Greenpeace, el bloque Radical de legisladores, la Fundación Vida Silvestre Argentina, han desarrollado también propuestas que aportaban nuevas miradas sobre el ordenamiento territorial en Formosa.

¿Cómo analizan que fue el proceso de discusión y tratamiento del proyecto? ¿Qué participación tuvo el EITF y la sociedad en general en las discusiones?

– Se escapó una nueva posibilidad de avanzar en procesos de diálogos y construcción de consensos, teniendo el marco de una ley nacional que lo posibilitaba y que fue votado por los legisladores nacionales. El proceso de ninguna manera fue participativo, se realizó únicamente una audiencia pública, el 29 de marzo del 2010, donde se explicó el resultado del trabajo del poder ejecutivo, donde se nos brindó el espacio de 5 minutos para poder decir nuestras propuestas, acuerdos o no con el mismo. Obviamente que consideramos absolutamente exiguo y falto del mínimo respeto por las ideas distintas, a pesar de que publicitariamente nos ahoguen con propaganda de diversidad y consenso.

Es importante resaltar aquí que las audiencias no son vinculantes, pero para el caso de la población indígena, por el convenio 169 de la OIT la consulta y participación de los pueblos indígenas es vinculante en cualquier cuestión que atañe a su territorio, demás está decir que no tuvieron en cuenta dicho tratado internacional, refrendado por Argentina.

También, cuando el proyecto fue informado en la legislatura, solicitamos formalmente participar o siquiera presenciar dicha sesión, derecho este que nos fue negado, con el voto de la mayoría de los legisladores por “votación automática”; al día siguiente 27 de mayo consagra la legislatura al PotFor como ley. Las sesiones en diputados deben ser públicas por constitución provincial y por reglamento legislativo.

Varias de las organizaciones del EITF, ya en los dos años anteriores, hemos presentado numerosas veces tanto formal como informalmente nuestro interés de participar y que seamos tenidos en cuenta. Ninguna de ellas fue respondida. Hay un amplio desconocimiento en la sociedad de Formosa sobre los alcances de la nueva ley, que es anunciada en los medios de prensa como el encuentro entre la producción y la conservación ambiental.

Nuestros relevamientos, nos marcan que dentro de la población estudiantil universitaria había un 97 % de desconocimiento sobre la propuesta mas allá de conocer el titulo a través de los medios de prensa, a pesar de existir la carrera de Ingeniería Forestal. Estamos angustiados por las consecuencias que prevemos para Formosa y en especial para la población que habita la ruralidad y su bosque.

Desde el EITF ¿han presentado proyectos alternativos? Que cabida tuvieron?

-Como instituciones hemos desarrollado una propuesta para los territorios indígenas del centro oeste provincial, Red de Unidades de Uso Especial, que fue tomada en cuenta en grado mínimo, pero ni siquiera pudimos discutirla con la autoridad de aplicación provincial (ver Propuesta).

En cuanto al derecho que nos asigna la ley de un espacio de participación y palabra vinculante, no se desarrolló en ningún momento. Hemos enviado a todos los legisladores de la provincia (30 en total) nuestras propuestas y análisis del ordenamiento territorial, pero no hemos recibido ninguna contestación del bloque oficialista peronista. Fuimos invitados por los legisladores provinciales del bloque radical que es minoritario.

¿Qué lugar se le dio a las denuncias de «inconstitucionalidad» del proyecto, presentada por Greenpeace?

– La propuesta de inconstitucionalidad es un camino posible, que trae costos y consecuencias para todos. Es un camino de opción ante el no avance del desarrollo de espacios de diálogo. Compartimos con Greenpeace su visión de esto, aunque tenemos un rol y espacio distintos. Estamos en comunicación con ellos. Destacamos que Greenpeace asume nuestra propuesta de corredores en su propuesta institucional. (Ver la posición y denuncia de Greenpeace).

Finalmente, Pablo nos dice que dentro del plan de lucha por la defensa de la biodiversidad, el respeto de las comunidades indígenas y la participación ciudadana, el colectivo de organizaciones está poniendo especial énfasis en la comunicación, en la difusión de información, y en la capacitación de las organizaciones y la ciudadanía sobre el tema. Y que a su vez permanentemente llevan adelante diferentes acciones tendientes a promover la toma de conciencia, como a exigirle al Estado que las leyes se cumplan.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*